Muchas veces nos complicamos comprando productos para limpiar nuestro coche y sin darnos cuenta casi todo lo que tenemos en casa nos sirve para dejar nuestro coche reluciente.

Deja los neumaticos como nuevos con una lata de coca cola. Viertela y con un cepillo frota a lo largo de la goma

Quita el chicle de la tapiceria. Es tan simple como cojer una bolsa de hielo, ponerla en cima para endurecer la goma y despues raspar.

Mancha de grasa de la carroceria Humedece las manchas con aceite de linaza y deja actuar unos minutos. Luego frota con un paño de franela húmedo. Verás que el resultado es positivo.

Cristales del coche relucientes Si quieres que las ventanas de tu coche brillen siempre, cuece unas patatas y, cuando estén listas, cuela el agua y mézclala con un poco de vinagre. A continuación, limpia el cristal con esta preparación. Verás que empiezan a brillar.

Evitar que los niños manches los asientos Hablamos de esas inevitables manchas que dejan los más pequeños en el respaldo de los asientos delanteros. Una opción es descalzar a los niños. También puedes colocar un plástico transparente en la parte baja de los ambos asientos. Aunque habrá que ir renovándolo cada cierto tiempo porque las patadas de los niños son inevitables y el plástico acaba desgarrándose.